Cinco consejos para planificarte bien y decorar tu agenda

0 comentarios
¡Buenos días!

Me llegan muchos mails y preguntas en relación a la agenda y las formas de decorar, así que esta mañana, quiero dedicar el post a daros una serie de consejos para planificarte y decorar tu agenda sin morir en el intento. Además, te he traído varias imágenes de inspiración con diferentes páginas de mis planificadores. ¡Vamos allá!
1. Para evitar quedarme sin espacio, siempre prefiero ir apuntando todo lo que tengo que hacer en la agenda SIN decorarla. Dejo esto para lo último, para así no quedarme sin espacio. Es cierto que hay veces que voy decorándola a lo largo de la semana, pero siempre poco a poco y sin ocupar por completo el espacio de días que aún no han pasado. Suelo dejar esta parte que me gusta tanto para el fin de semana.
2. Mis materiales preferidos para la decoración son:
- Washi tapes, como no podía ser de otra manera. Aprovecho los prints que más me gustan. Juego mucho con sus colores.
- Pegatinas: grandes, pequeñas, medianas, ¡todas! Eso sí, siempre que no sean con relieve para que las hojas al pasarlas no se arruguen y pueda escribir sobre ellas.
- Memo pads: es el mejor descubrimiento que he hecho. Pero es cierto que recurro a los post-it asiáticos, que tienen colores, prints bonitos y formas diferentes, adaptándolos a los hueco que me van quedando. Sobre ellos escribo pequeñas notas o tareas o frases inspiradoras.
- Sellos: ¡me encanta decorar con ellos! Y hay veces que incluso estampo y los coloreo.
3. Recurro mucho a subrayadores y rotuladores, con los que escribo las tareas más importantes, marcándolos en color para que no se me olviden o pasen desapercibidos.
4. Al lado de cada tarea, en muchas ocasiones dibujo un pequeño cuadradito y, una vez realizada, lo marco para saber que es algo que ya está hecho.
5. ¡Súper importante! Yo vivo rodeada de listas de cosas que hacer y estoy segura de que muchos de vosotros también. Por ello, lo que he ido aprendiendo con el tiempo es que es muy, muy importante que hagas listas realistas, con tareas que sabes que vas a cumplir en ese día o semana. Es una forma de no agobiarnos o de que nos entren remordimientos por no haber cumplido todo lo que tenemos que hacer.
Aprovecho para daros una sorpresa de fin de semana: para celebrar que el viernes fue mi cumpleaños, quiero celebrarlo con vosotros con un descuento en la tienda online: introduce el código CRAFT al hacer tu compra y obtendrás un 10% de descuento durante el día de hoy. Además, ¿has visto tooodos los nuevos washis que hemos colgado? ¡¡Están volando!!

¡Que tengáis un feliz domingo!

Inspiración: washi tape

2 comentarios
¡Buenos días!

Esta semana, escribí un post sobre algunos de los trucos que uso en mi espacio de trabajo para hacer las fotos. Pues bien, esta mañana, aprovecho las últimas novedades en washi tape que hay en la shop para mostrarte unas imágenes de inspiración de mi pequeño estudio, que por cierto, está siempre en constante cambio.
Hay muchas cosas que me sirven de atrezzo, como los carretes de hilo, las cuerdas, velas, flores secas... En estas fotografías quise da importancia a los washi tapes que, como ves, adornan también las hojas de mi libreta. Entre la nueva selección de cintas washi vas a encontrar modelos llenos de color. ¡Que tenemos la primavera ya a la vuelta de la esquina! Paisajes de fantasía, el fondo del mar, coronas de flores... Da gusto ver tanto color junto :)
Hoy espero seguir subiendo novedades, pero mientras tanto, os dejo con estas fotografías de inspiración. ¡Espero que os gusten!

¡Que tengáis un feliz sábado!


Hoy, me tomo el día libre...

3 comentarios
¡¡PORQUE ES MI CUMPLEAÑOS!! Caen 31 y, después de unos días de mucho trabajo, ayer decidí que me lo merezco. Mis jefes (alias mi padre y yo) me dieron el OK :P
Imagen vía Pinterest

Así que hoy, solamente os cuento que tenemos muchísimas novedades en la shop, troqueladoras y mil y un nuevos washi tapes. Estaba deseando colgarlas para enseñároslos, porque son a cual más bonitos. Eso sí, daros prisa, ¡¡porque están volando!!

Espero que tengáis un feliz fin de semana. Nos "leemos" mañana ;)

¡Que tengáis un feliz día de mi cumpleaños! ;)


Mi espacio de trabajo: bases para fotografiar

0 comentarios
¡Buenos días!

A estas alturas ya sabemos que es muy importante que nuestro espacio de trabajo se acomode a tus necesidades: trabajo, materiales, fotografías... Y esta última parte se ha convertido en parte esencial en lo que al blog se refiere. Porque además de funcional he querido adaptar una zona que sea fotogénica.
En mi caso, tengo una mesa, compuesta de dos patas y una tabla encima con un cristal. Blanca entera y hasta ahí todo genial. El pero viene a la hora de sacar las fotos, que sobre el cristal no se pueden hacer sin que te salgan brillos o reflejos que no sabes cómo matizar.
Es por esta razón por lo que me he hecho con varios tableros de madera, de diferentes texturas y tipos. El tablero de contrachapado finito fue el primero. De hecho, tengo varios tableros que he tuneado de diferentes colores con la ayuda de la Auténtico Chalk Paint, de Crea Decora Recicla. Para mejorar su resultado y acabado, también he usado varias de sus ceras, logrando así decapados de diferentes colores (para que todos me entendáis).
La semana pasada me hice además con dos nuevos tableros, uno de pino y otro de roble. Para los que vivís en Madrid, decidí ir a dar un paseo por la Calle Madera, en pleno corazón de Malasaña. Allí encontré varias tiendas donde, además de tener mil y un tipos de maderas (te los cortan además a medida), puedes elegir entre los miles de retales que tienen. Y eso hice.
Estos son tableros que miden, como mínimo, 60 cm de largo y 50 cm de ancho. Los míos son cuadrados, de unos 60 cm de lado. Como puedes ver, el resultado en planos cenitales es genial, con las vetas de la madera a la vista. ¡Me encanta! Y me gusta mucho el efecto que obtienes en las fotos de producto.

Espero que os haya sido útil. Muchos me preguntáis que dónde he comprado mi mesa de trabajo y, como ves, todo tiene truco ;) Pero shhh... ¡No se lo digas a nadie! :P

¡Que tengáis un feliz día!

El final alternativo de Caperucita Roja

4 comentarios
¡Buenos días!

Hoy, no tengo fotos bonitas de packagings preciosos, ni de mi agenda, ni siquiera esos tips o consejos que me gusta daros a veces. El post de hoy es mucho más serio. Hoy me pregunto y os pregunto yo: ¿¿cuál es el final bueno y verdadero de Caperucita Roja??

Tal cual lo leéis. Hace ya unos meses que pasamos a Miguel de la cuna a la cama y, con ese cambio, inauguramos la época de los cuentos. Confieso que me gusta, me encanta. Las noches que estoy en casa y no tengo que trabajar, su padre le lava los dientes y yo me encargo de contarle el cuento. Tenemos una mini biblioteca y, si nos quedamos sin ideas, recurro al Instagram de Beatriz Millán (@beatrizmillan), que este año se ha propuesto el reto (retazo, más bien diría yo) de recomendar un libro para leer con los peques cada día.

Antes de las nueve, él prepara los cojines (uno para él y otro para mía) en su cama y escoge su cuento. Nos sumergimos en los mundos de Caillou, Peppa, cuentos clásicos, Peca y Lino (de las unidades didácticas que estudian en la guarde), Mickey, clásicos Disney... El caso es que el otro día me vi con el primer papelón... El domingo, mi madre le había contado Caperucita Roja mientras comía. Cada vez que me acercaba a la cocina le veía masticando y con los ojos abiertos como platos. El niño se comió todo lo que tenía en el plato sin rechistar y sin moverse de la silla.

Por la noche, me dijo: "Mamá, quiero que me cuentes el cuento de Caperucita". Y yo, ilusa de mí, me dije "esto está chupado". ¡JA! Y un "ja" más grande que el bosque en el que se perdió Caperucita, que al parecer, Yosemite se queda corto por hectáreas. Empezamos:

"Había una vez, una niña que vivía con su mamá. Un día, su abuela le regaló por su cumpleaños una caperuza, y desde ese día todos le llamaron Caperucita Roja". ¡¡MEC!! Error. Una vocecita me dice: "No, mamá, la capa se la regala su mamá, pero no era su cumple". Una frase venía a mi cabeza: "¡Zas, en toda la boca!" Esa para empezar.

Según avanzaba el cuento, me di cuenta de que ¡¡no me lo sabía!! Tal cual: "Mamá, Caperucita no se pierde en el bosque", "Mamá, Caperucita no se entretiene cogiendo flores; lo que pasa es que el lobo la engaña y le dice que vaya por otro camino más largo". "Mamá, la abuelita se cansa de esperar a Caperucita, se mete en la cama y deja la puerta abierta para que entre cuando llegue".

En cinco frases, Miguel me hizo unas 50 correcciones, parafraseando literalmente lo que mi madre, aka su abuela, le había contado. Dos años y 11 meses y me dice: "Que no, Mamá, que Caperucita llegó a casa de la abuela sin fuerzas por coger el camino largo que le había dicho el lobo". Emoticono con los ojos abiertos a tamaño industrial.

¡Ojo, que viene spoiler!

Y lo mejor llegó cuando estaba a punto de terminar. Le cuento que el leñador, después de rescatar a Caperuticta y a su abuelita, tira al lobo al río. Y me quedo así de ancha. No queremos traumas, gracias. Miguel se incorporó, se sentó en la cama y me dijo, casi literamente: "Mamá, que no. Que el leñador le llenó la barriga de piedras y cuando el lobo se despertó, tenía mucha sed. Se acercó al río y se cayó con el peso de las piedras". ¡¡Acabáramos!! El peso de las piedras. Mi hijo sabe más de gravedad que su madre :O Y, por si fuera poco, tenemos finales alternativos para el lobo, Caperucita y toda la troupe. Esa para que vuelvas, Chris.

Yo que había "edulcorado" la versión de mi madre y en vez de decirle que el leñador plantaba dos tiros al lobo que lo dejaba seco, directamente le dije que le tiraba al río. Y él me dio una explicación, con su lengua de trapo, aclarando todas mis dudas. Que si no sabía que si tienes piedras en la tripa y te inclinas al beber agua, te caes al río de cabeza. ¡Toma esa!

El cuento acabó, Miguel me miraba con ojos como platos y me dijo: "Mamá, este cuento no te lo sabes, pero me puedes leer uno de los que ahí (señalando a su estantería), que esos te los sabes muy bien". Le faltó decirme decirme "maja, que en los papel tienes chuleta y no tienes que inventártelos".

No quiero terminar sin contaros la anécdota de que, después de la vergüenza con Miguelito, el lunes fui directa a dos librerías y me dijeron que no tenían el cuento clásico de Caperucita Roja, que tenían otros.. ¡¡¡pero versiones paralelas!!! Más finales alternativos. No teníamos suficiente con El efecto mariposa o El Escondite, ahora Caperucita también deja el final abierto. Llego a casa con la historia de que Caperucita se ha ido a Nueva York y el niño directamente me veta a la hora del cuento.

Y ahora, por favor, contadme, 
¿cuál es el final que os sabéis del cuento de Caperucita?

¡Que tengáis un feliz miércoles!

Seis consejos para diseñar el packaging de una tienda online

2 comentarios
¡Buenos días!

Desde que inauguré la tienda online, hay algo que se me ha metido entre ceja y ceja. Y eso no es otra cosa que el packaging. Evidentemente, quienes tenemos tienda online, tenemos que tener algunos principios muy claros y con esto comienzo el primer punto:

1. Debemos conseguir un equilibro entre practicidad y bonitismo. Es decir, que además de resultar bonito a los ojos de quien abre su pedido, tiene que ser un envoltorio que resista el envío, para que todos los productos lleguen en buenas condiciones. Y si tuviera que elegir uno de estos dos términos, creo que me quedaría con un envoltorio práctico.
2. ¡Ojo con lo que ponemos de adorno! Siempre que vayas a poner complementos de adorno a tus packagings recuerda probarlos, experimentar con ellos. Te pongo aquí como ejemplo las flores secas. Yo las adoro y me gustan, pero tienes que probar, no solo cómo quedan, sino si va a resistir el envío. Porque de nada me sirve enviar una ramita seca si va a llegar convertida en popurrí.

3. Por cierto, si vas a usar flores en tus packagings, te recomiendo para las leofilizadas. A mí me han dado mejor resultado y además tienen una apariencia mucho más natural.

4. Quizá es el punto primero, o no debería ni nombrarlo porque es algo que todos los que tienen una marca tienen que saber: mantén tu imagen de marca en tus packagings. Tu logo, los colores que representan tu tienda online... Aunque juegues con mil y un complementos, tus pedidos deben mantener una misma línea que te identifique, que sea original, que hable de ti y de tu filosofía de empresa. 
5. Los papeles de envolver, cajas de embalaje o sobres de colores lisos suelen ser siempre una buena opción. Sobre todo si coordinan con tu logo o imagen de marca. Yo optaría siempre por combinar kraft o blanco, tal y como ves en la imagen superior.

6. Busca emocionar. Siempre. Encuentra qué buscan tus lectores, por qué van a ti. Y que al abrir tu pedido, la disposición de artículos que han pedido se complemente con la sensación que quieras transmitir. Colores, varios paquetitos para ir generando expectación y sorpresa...

Recuerda que el envoltorio es parte de tu marca, parte de ti. Innova, afianza tu marca a partir del empaquetado.

¡Que tengáis un feliz día!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...