Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

Display Grid Slider

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

Display Author Bio

No

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

¡Únete al club!

Mi segundo libro

Diseño blog por www.experimentoana.com Plantilla: Sencilla. Con la tecnología de Blogger.

El Norte se mueve

tiendas







I ♥ street style

Seguidores

Descargable: dile a ese alguien que le quieres con esta lámina


¡Buenos días!
Perdóname, pero hoy me voy a poner un poco moñas porque quiero contarte una historia. Yo nunca he celebrado San Valentín. Me encanta todo lo que rodea ese día y los previos al 14 de febrero: intriga, ilusión, sorpresas, preparar cosas bonitas... Pero mi chico y yo no lo celebramos.

Nuestra historia juntos comenzó un 19 de enero (¡hace casi un mes hemos hecho 14 años juntos!). Celebramos nuestro primer mes un 19 de febrero, así que en vez de regalarle nada el día de San Valentín, yo quise esperar cinco días más. El 19 tenía más significado para mí que el 14. Porque ese 19 de enero nuestro primer beso puso nuestras vidas patas arriba y comenzó una aventura que aún hoy dura.

Si habéis visto Love actually, hay una escena que para mí cobró especial importancia ese día (por entonces, era la peli del momento!): aquella en la que Liam Neeson habla con su hijo. Su madre acaba de fallecer y él intenta acercarse al pequeño para saber cómo se siente. Prefiero que veas la escena:


Se da cuenta de que su hijo está tan raro porque está enamorado. Él ríe y le pregunta si eso es todo, que pensaba que era algo peor. La respuesta es más verdad que un templo: "¿Peor que la angustia de esta enamorado?".

Recuerdo con muchísimo cariño esos días previos a nuestro 19 enero. Pero también recuerdo l angustia que sentía. Esos nervios de nos saber qué va a pasar, de perder un amigo y perderle definitivamente, o de apostar por los dos. Porque sabes que si uno de los dos da un paso todo puede ir muy bien o pararse en seco. Sea lo que sea, sabes que todo va a cambiar. Él dio un paso adelante y yo le seguí. Ese beso después de un concierto hizo que mi mundo cambiara.

Y toda esta historia es para presentarte la lámina que te dejo hoy como descargable. Porque seguro que muchos sabéis de lo que hablo; porque aunque todo parezca negro y sientas esa angustia, muchas veces hay un beso que hace cambiar. No tiene por qué ser el primero, puede ser un beso después de una discusión, después de un momento duro... Ese beso que te da la fuerza que necesitas.

Puedes descargarte la lámina en este enlace.

¡Que tengáis un feliz día!

Little Hannah
0 Comments
Share This Post :

You Might Also Like

Follow @mylittlehannah